La superioridad sólo se decide en la pista

La superioridad sólo se decide en la pista

Escrito el 21/12/2021
Carlos González



Preinfantil Masculino 63 – 12 ARISTOS. Cuando éramos pequeños, era raro no aparecer en el patio del colegio con una cuña de chocolate y crema de dimensiones faraónicas, un cuerno relleno hasta las costuras o una palmera que podías repartir con todos los colegas. No hace falta hablar de tigretones o phoskitos, de bocadillos de chorizo de Pamplona o de mantequilla con azúcar y de la norma de las abuelas de comer hasta reventar.

Cuando miramos hacia atrás, en nuestra defensa solemos aportar la muletilla “estábamos todo el día en la calle y lo quemábamos”. Bueno, pues nuestros chicos, ante Aristos, no habrían quemado media pantera rosa (por lo menos, durante la primera mitad). El Tornado recibía al mismo rival al que había arrasado seis días atrás. Quizás consciente de su superioridad, el equipo arrastró durante los dos primeros cuartos un ritmo muy bajo de juego, sin velocidad y carente de intensidad en los dos tableros.

Si el primer parcial fue corto (12-2), el segundo lo fue más aún (11-4).  La segunda mitad fue muy distinta. El Juande se sacudió el sopor del madrugón y empezó a echar leña a las calderas. Sin presentar aún un ritmo muy alto, si que resultó lo suficientemente elevado como para convertir cada saque de fondo de Aristos en una odisea. La circulación de la pelota fue más fluida, los robos más frecuentes, las entradas a canasta más contundentes y los pases ganaron en precisión. En el tercer cuarto se firmó un abrumador 29-2 tras un 17-0 inicial.

Al final, se cerró acta. No era el objetivo pero si la consecuencia lógica de la diferencia entre los dos equipos. Fue a seis minutos de la conclusión. Seguramente no se esperaba una resolución tan tardía pero en ningún partido cabe la relajación. Se reaccionó como era esperable, algunos chicos aumentaron su nivel de confianza con buenas actuaciones y se sumó un nuevo triunfo para despedir el año.

Toca descansar y recargar pilas. Quedan dos citas del grupo aún pero, a la vuelta de la esquina, nos espera una segunda fase con los mejores equipos de la categoría. Será entretenido. Feliz Navidad, Tornado.